Saltar al contenido
RemedioFacil.online

Insomnio remedios naturales

Tener una noche de sueño reparadora es preciso para poder tener un magnifico día, pero en ocasiones, el insomnio se hace presente y afecta todos los ámbitos de nuestra vida, llegando a convertirse en un verdadero problema cuando se convierte en algo crónico.

El no poder conciliar el sueño no es simplemente una situación molesta, sino que además, que no le soluciona con premura, puede llegar a convertirse en un verdadero problema que afecta la salud a nivel general, tanto en los aspectos físicos, mentales y emocionales.

Tés y aromaterapia

Las plantas naturales son uno de los mejores aliados para poder combatir el estrés y lo mejor de todo es que las puedes utilizar en diferentes maneras, como preparar deliciosos tés que te ayuden a relajarte o en aceites esenciales de aromaterapia.

Incluso, las puedes conseguir en forma de suplementos que puedes consumir con gran facilidad, siendo una opción practica que muchas personas prefieren. Entre las plantas más recomendadas para combatir el insomnio se encuentran:

· Valeriana: se considera uno de los calmantes naturales más potentes que ayudan a conseguir una relajación profunda en poco tiempo.

· Manzanilla: no solo se le utiliza para los procesos digestivos, sino que además ayuda a disminuir los niveles de ansiedad, ayudando a conciliar el sueño.

· Lavanda: no solo tiene un delicioso aroma que te hará sentir relajado, sino que además ayuda a tener un sueño reparador.

· Tilo: Ayuda a calmar el sistema nervioso, lo que se traduce en mayor tranquilidad y facilidad para dormir.

· Hierba de San Juan: también conocida como hipérico, se ha comprobado que ayuda a disminuir el insomnio con gran eficacia.

· Toronjil: con su delicioso aroma y sabor, esta planta actúa como un calmante natural.

Meditación

El practicar meditación o realizar ejercicios de respiración pueden ser de gran ayuda para combatir el insomnio, al igual que los ejercicios de visualización y para ello no debes tener una formación de mucho tiempo ni te debes preocupar de no saber cómo hacerlo.

Actualmente puedes encontrar la ayuda de muchos terapeutas que te pueden orientar al respecto e incluso puedes probar con meditaciones o ejercicios guiados para lograr disminuir los niveles de ansiedad y relajarte por completo para que puedas dormir con tranquilidad.

Hacer ejercicios

El hacer ejercicios físicos puede ayudar a que tu cuerpo libere el estrés acumulado, lo que se traduce en un menor nivel de ansiedad, que te puede ayudar a conciliar el sueño con mayor facilidad, así que nunca está demás incluirlo como parte de la rutina diaria.

Y no te olvides de evitar los alimentos picantes, el café y algunos tés que activan, horas antes de ir a dormir, pues pueden afectar el sueño y evitar que descanses completamente.